Marketing de afiliación es una rama del marketing en línea que se basa en la consecución de determinados resultados o acciones. Los afiliados (empresas, sitios web,…) se encargan de publicitar a los comerciantes (tiendas, anunciantes, proveedores de servicios) mediante la publicación de sus anuncios o promociones. Dichos afiliados obtienen una comisión cuando el usuario entra en su página web y realizan una acción determinada (por ejemplo, dar clic en un banner, registrarse o comprar). Este tipo de marketing se diferencia especialmente en el coste percibido por la empresa. El Coste por acción (CPA) permite al anunciante pagar solo por cada uno de los usuarios que realizan la acción determinada y no por campaña.

El marketing de Afiliados surge como una alternativa extremadamente interesante para personas que desean trabajar con ventas en Internet, además de ser una gran herramienta para productores que desean aumentar la divulgación de sus productos online.

El afiliado hace de intermediario que anuncia el producto o servicio y le consigue compradores al vendedor original. Por eso el vendedor le da una comisión al intermediario convirtiéndose así en un afiliado del vendedor.1

Se llama programa de afiliación al acuerdo en el que una empresa paga al afiliado (persona o empresa) una comisión por enviarle tráfico y/o ventas.2

La forma habitual de acreditar una venta por parte del afiliado descansa en una cookie. El usuario la lleva consigo al visitar un sitio web y entrar en un enlace que contiene una ID o identificación del afiliado. Actualmente se apuesta por crear contenido digital de autoridad basado en opinión y valoración acerca de un producto o servicio. Se trata de evitar el estilo de venta puro y duro a la hora de obtener rendimiento con afiliación, y constituye éste el método más extendido entre particulares